Bancos inmovilizaron plazos fijos y denuncian que evitaron pagar $1.000 millón

Los bancos siguen en la mira por su accionar a partir del 20 de marzo cuando se decretó (297/2020) el aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus.

No sólo le está costando al Banco Central de la República Argentina que acaten las órdenes sino también que, parece, se quedaron con $1.000 millón que pertenecía a ahorristas en plazos fijos.

Esto ocurrió entre fines de marzo y la primera quincena de abril cuando las entidades bancarias estuvieron cerradas al público.

El economista Maximiliano Montenegro denunció que en ese período «hubo depósitos a plazo fijos (de empresas y particulares) realizados por ventanilla que no pudieron renovarse».

«Según los datos del BCRA, previo a la cuarentena, existía un stock  promedio de $15.000 millones de ‘saldos inmovilizados’ por esta cuestión. Desde el 30/03 hasta el 16/04 ese stock estuvo por encima de los 95.000 millones de pesos (promedio $ 101.000 millones). Esos ahorristas no cobraron durante por lo menos 15 días ninguna tasa de interés de sus plazos fijos porque no podían ir al banco a renovarlos», insistió.

«A fin de marzo la tasa de interés promedio de un plazo fijo era de 26,7% anual (tasa efectiva mensual de 2,2%) . Es decir, si multiplicamos los depósitos inmovilizados por el covid-19 y restamos el promedio histórico, hay un stock de 86.000 millones de pesos que se podrían haber colocado al 2,2% de interes mensual. Es decir, por esos 15 días sin rendimiento los ahorristas perdieron cerca de 956 millones de pesos, que del otro lado se evitaron de pagar los bancos en caso de que hubieran sido renovados automáticamente hasta la reapertura de las sucursales«, denunció Montenegro.

Entradas relacionadas